Noticias

22 Dic 2017 ¿Conciliar emprendimiento y familia?

El emprendimiento surge de una “buena” idea de negocio, del descubrimiento de una oportunidad en el mercado. Pero sólo con eso no vale. Hay que validar que el producto/servicio que se ofrece al mercado resuelve una necesidad real y consciente del cliente de un modo eficaz (sin generar otros problemas). Asegurarse de que es una solución mejor que las existentes en el mercado. Que se puede ofrecer el producto/servicio y, a un precio razonable. Que una masa suficiente de clientes estará dispuesta a pagar por ello el precio marcado, ahora y en el futuro.

Además, es preciso diseñar el modelo de negocio que materialice la idea de negocio en un proyecto empresarial real.

Esta síntesis del proceso emprendedor, basada en la metodología Lean Start Up, esconde un apasionante y duro proceso en el que las personas emprendedoras aprenden y materializan un proyecto de empresa al que dedican tiempo, esfuerzo y dinero en aras de un desarrollo profesional lo más exitoso posible. Sin embargo, no encontramos ninguna herramienta en estas metodologías que ayude a la persona emprendedora a conciliar este proceso con su entorno familiar.

Algunas personas afirman que “hay que centrarse en la empresa los primeros años y luego podrás disfrutar de la familia tranquilamente”. Aunque es cierto que esto depende de prioridades, yo estoy más de acuerdo con las personas emprendedoras que defienden que “no se debe abandonar en ningún caso a la familia; se les tiene que explicar el momento en el que estás y reservar tiempo para ellos. Igual no es mucho tiempo, pero sí de calidad”.

Esto nos lleva a plantear ¿cómo conciliar emprendimiento y familia?

Al igual que pasa con muchas grandes preguntas, son muchas y diferentes las soluciones que he encontrado, casi tantas como personas emprendedoras. Intentaré exponer, a través del lienzo Canvas, un modelo de conciliación basado en las experiencias conocidas.

Segmento de cliente

Lo primero es tener claro que, si me planteo la elaboración de este modelo de  conciliación, es porque la familia es el centro del proyecto (mi cliente), familia de la que forma parte también la persona emprendedora. Siguiendo la metodología, deberemos conocer las necesidades y expectativas de los diferentes miembros de mi familia y contrastarlos con ellos.

“Antes de empezar un proyecto, asegúrate que tu pareja y/o familia quieren acompañarte en ésta aventura; si no, mejor no empieces”. “Si no estás bien en casa, no puedes dar el 100% en tu proyecto empresarial”.

Propuesta de valor

Una vez detectadas las necesidades, expectativas y deseos de los diferentes miembros, construiremos los objetivos que queremos alcanzar para cubrirlos, reduciendo en la medida de lo posible los inconvenientes o temores.

La propuesta de valor se centra en priorizar y definir qué tiempo se dedica a la familia y cómo ha de ser la calidad del mismo. Hay que tener claro qué momento necesita cada uno: espacio para la pareja, dedicación a los hijos e hijas, e incluso espacio para la persona emprendedora.

“Escuchar al final del día. Las personas emprendedoras solemos tener muchas cosas en la cabeza, es necesario desconectar y dedicar todos los días un rato para escuchar a nuestra pareja.”

“Comer con mis hijos, evitar comidas de trabajo. Es mucho más eficiente quedar a tomar el café con un cliente, que te ocupa media hora, que una comida de trabajo de 2 horas. Un buen negocio se puede hacer igual tomando un café que comiendo.”

Relación con clientes y canales

En base a los diferentes integrantes de la familia y a sus necesidades, se establecerán las formas en las que fortalecer la dedicación a cada uno y los canales más adecuados para ello.

Los apoyos familiares (en muchas ocasiones de abuelos y abuelas), la tecnología y la creatividad son importantes en la definición de los diferentes elementos que nos ayuden a construir la conciliación.

Socios y alianzas; actividades y recursos clave

El cómo poder llevar a cabo los objetivos marcados es un mix en el que se combinan:

  • socios clave: abuelos o cuidadores; reparto de tareas con la pareja; delegación de tareas dentro del equipo emprendedor…
  • actividades clave: planificación, desarrollo de técnicas de gestión del tiempo, gestión del estrés, autocuidado…
  • recursos clave: las tecnologías representan herramientas de gran utilidad porque permiten, por ejemplo, el teletrabajo. Pero es preciso saber gestionarlas para que no nos descentren de nuestros objetivos. Es importante marcar los momentos de desconexión tecnológica y mental, cooworking con guarderías…

 

El tema económico, aunque fundamental en la mayoría de los órdenes de la vida y en éste también, prefiero no tratarlo en este post, ya que supondría concretar en casos particulares. Así que simplificaré el análisis de:

Ingresos

  • En muchas ocasiones, el emprendimiento es la opción de desarrollo profesional que mayores posibilidades ofrece para gestión del tiempo y conciliación familiar.
  • Lograr la conciliación entre el desarrollo de un proyecto empresarial y la vida familiar supone una motivación y soporte emocional necesario en el proceso.

 

Costes

  • La conciliación requiere sacrificio y esfuerzo, tanto de las personas emprendedoras como de su entorno familiar.
  • El coste o riesgo económico es un elemento “crítico” en el proceso. El soporte económico que la familia ha de aportar al proyecto en su fase inicial es importante. Todos deben “aportar” por el cliente.

 

La aplicación del modelo de negocio expuesto se soporta, sobre todo, en la planificación y organización, tener prioridades y conocer hasta dónde podemos dar de sí.

Por último tengo que reconocer que éste “juego de conceptos” quizás haya sido un poco forzado. Pero, con mi reflexión, quiero hacer un guiño esas personas emprendedoras que he tenido en mis talleres de la Aceleradora Empresarial y que han excusado su ausencia a las sesiones o el no haber realizado avances en su proyecto debido a este costoso equilibrio entre emprendimiento y familia. Confío en que las herramientas que os facilitamos y el desarrollo de competencias emprendedoras que vais trabajando en vuestro proceso os sirvan para crear y mantener esta difícil armonía.

 

Miren Sanz. CEIN

 

 

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales