Noticias

17 Jun 2015 Convierte tus hipótesis de negocio en hechos

Antes de poner en marcha un proyecto empresarial, es preciso validar cada una de las afirmaciones o hipótesis sobre la idea de negocio, sobre el mercado, sobre los clientes… De esta manera no sólo lograremos reducir la incertidumbre (ya que conseguiremos traducir las suposiciones a certezas) sino que también optimizaremos recursos.

Los ocho proyectos que toman parte en la tercera edición Impulso Emprendedor han trabajado recientemente en sesiones individuales para profundizar en las hipótesis que cada uno de ellos debe contrastar de cara a validar si existe o no una oportunidad de negocio en sus iniciativas.

Gracias a estos encuentros, en los que ha colaborado Mario López de Ávila, los proyectos han ahondado en factores como la concreción de su segmento de clientes, el conocimiento de su ecosistema o la validación de la ‘intensidad’ del problema que su solución (producto o servicio) resuelve.

Y es que la primera pregunta que todo emprendedor debe tener clara es si existe un problema o necesidad no resuelto al que da respuesta su producto o servicio. “En nuestro caso, esta sesión nos ha permitido tener una visión crítica tanto del problema como de la solución”, destacaba uno de los emprendedores participantes.

En la misma línea, otra promotora subrayaba que “validar las hipótesis de cada proyecto resulta fundamental. Para conseguirlo, las entrevistas son la mejor metodología. Mario nos dio buenas pistas sobre cómo conducir esa investigación a nuestro proyecto concreto”.

Tras las sesiones individuales, los proyectos Impulso Emprendedor participaron en una sesión conjunta en la que se analizaron pautas para validar las hipótesis.

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER