Noticias

27 Feb 2018 Deportistas y emprendedores

Hace unos días leía una entrevista al patinador Javier Fernández, tras lograr  otro éxito en su carrera deportiva, ganar la ansiada medalla olímpica en unos juegos de invierno.

En ella hablaba de sueños cumplidos, duros entrenamientos,  esfuerzo, éxitos, decepciones, que no fracasos, retos, agradecimientos…

Me di cuenta que los deportistas tienen muchas similitudes con los emprendedores y emprendedoras que comienzan su andadura en el Vivero de Innovación de CEIN.  Al hablar con ellos te das cuenta que en esas conversaciones también aparecen palabras iguales o similares.

SUEÑOS. Todos tienen una idea en la que creen, y quieren saber si será o no buena.

ESFUERZO.  Trabajan día a día sobre su idea para verla convertida en un proyecto real.  Ponen ilusión. Saben que el camino será largo, que habrá baches que en algún momento les harán pensar si seguir intentándolo o rendirse.

Ese esfuerzo se ve recompensado cuando por fin, y después de invertir muchas horas, logran crear su empresa.

RETOS.  Poco a poco van alcanzando metas, nuevos retos con los que consolidar su proyecto.

LIDERAZGO. Lideran un equipo en el que se apoyan para trazar las líneas de su negocio, con el que toman decisiones, con el que trabajan. Este equipo también los acompañara en sus éxitos y, cómo no, en las dificultades.

IMAGEN. También es importante la imagen que proyecta la empresa. Una buena imagen corporativa es la carta de presentación, hará que la clientela a la que va dirigido su negocio los pueda ver como una opción

AGRADECIMIENTO.  Los emprendedores no se olvidan de aquellas personas que desde el principio creyeron en ellos, les apoyaron y asesoraron para sacar adelante su proyecto. Muchas veces esas primeras ayudas vienen por parte de familiares y amigos, que trabajan desinteresadamente desde la adecuación del local hasta invirtiendo sus pequeños ahorros.

En conclusión, admiramos a los deportistas, seguimos sus éxitos.  Reciben reconocimientos y homenajes multitudinarios, sin duda merecidos.

También deberíamos admirar la valentía de esos emprendedores “anónimos” que en tiempos de crisis, se atrevieron, se atreven y se atreverán  a poner en marcha un proyecto empresarial.

Porque como una vez me dijo un emprendedor, no existe ningún ascensor que te lleve al éxito, hay que subir las escaleras poco a poco.

 

Mari Carmen Arranz. CEIN

 

1Comentario
  • Ainhoa Echarte
    Publicado el 01 marzo Responder

    Precioso post Mari Carmen, este mundo.es para los valientes.
    Un abrazo.
    Ainhoa.

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales