Noticias

05 Abr 2018 “Disponer de una herramienta de consulta como Impulso Emprendedor es un lujazo”

Uscal es industria 4.0, robótica, TICS… Es pura innovación y energía arrolladora que también traslada con fuerza a Impulso Emprendedor. Con dos ediciones a sus espaldas como empresa colaboradora tutorizando proyectos como BinPrint y Masaje Ball, Désiré Gahigiro, director general de Uscal, va más allá de lo que, en un principio, puede parecer el sentido de este programa de aceleración empresarial.

¿Cuál es para ti el verdadero valor de Impulso Emprendedor?
Esta iniciativa nos permite participar en la cohesión de la comunidad y en la vertebración de la sociedad. Impulso Emprendedor une al ciudadano de a pie, a la administración y a las empresas, y esa unión tiene un gran valor con ramificaciones muy importantes. Impulso consigue crear entornos de oportunidad, ilusión, autoconfianza, autoestima y defensa de todos los activos que tenemos en Navarra. Si se trabaja de este modo, con el tiempo, se crea una comunidad en la que se mueven cosas y, cuando uno va por el mundo con autoestima y confianza, pasa lo que tiene que pasar.

En Navarra, ¿nos falta creérnoslo?
Esta comunidad tiene muchas posibilidades y ventajas competitivas que no están suficientemente aprovechadas en su totalidad. Contamos con grandes universidades, industria privada de muy alto nivel en diversos sectores, cercanía, accesibilidad… Yo voy por el mundo y es muy raro encontrar un lugar así, pero es difícil sacarles provecho a estas ventajas si no somos conscientes de su existencia. Es muy habitual hablar de lo que se hace en otros sitios y aquí lo hacemos igual o mejor: Nosotros ya somos tractores.

¿Cómo definirías a Uscal?
(Sonríe) Es que yo respiro la empresa… Uscal es una empresa que soluciona problemas de automatización. Somos una joya de ingeniería mecatrónica que exporta tecnología navarra a todo el mundo desde Orcoyen, participando en la concreción de las nuevas tendencias tecnológicas globales: solucionamos problemas que no se resuelven en países teóricamente más avanzados tecnológicamente. A veces, siento que hemos necesitado estos 50 años de andadura para llegar al punto de partida de lo que Uscal va a llegar a ser.

Tras dos años subidos en el barco de Impulso Emprendedor… ¿cómo está siendo la experiencia?
Esta experiencia solo puede ser positiva ya que se trata de colaborar con la administración, poner en contacto a empresas con particulares y ofrecerles la oportunidad de interactuar con directivos que tienen una gran trayectoria en muchos ámbitos. El perfil del emprendedor es muy variado y la tipología de ayuda también lo es.

¿Qué aporta Uscal a los emprendedores en Impulso Emprendedor?
Proporcionamos conocimiento técnico y tecnología. Trabajamos en distintos sectores donde tenemos experiencias diversas, lo que nos permite disponer de una buena visión de si la idea que están tratando de impulsar puede tener éxito. Además, contamos con experiencia internacional y también podemos ofrecer asesoramiento en el sector financiero y gestión de empresas. En el fondo, todos somos emprendedores y todos estamos en constante actitud de mejorar: a otra escala, vivimos situaciones similares a las que ellos viven, si bien es cierto que, en el caso de los emprendedores, todo es más difícil ya que sus decisiones condicionan su vida o su idea de negocio.

¿Y qué aportan los emprendedores a Uscal?
Nos aportan ilusión, energía, ideas, optimismo, además de contacto con la realidad de a pie. Nos refrescan.

¿Qué es lo más difícil a la hora de asesorar a personas emprendedoras?
A veces percibimos un excesivo entusiasmo o un déficit del conocimiento de las carencias que tienen sus ideas. Desde Uscal intentamos trasladar nuestra opinión que, aunque subjetiva, está avalada por la experiencia. Nos esforzamos en arrojarles luz y explicarles los aspectos potencialmente negativos de su proyecto, sin restarles esa energía tan positiva que les impulsa.

¿Cómo es la relación con CEIN en todo el proceso?
Desde el primer momento he tenido la sensación de que hay un equipo detrás que está interesado en hacer las cosas bien, algo importantísimo para nosotros. Se percibe su interés, energía y preparación y ese es un buen punto de partida.

¿De qué modo mejoraría el programa de Impulso Emprendedor?
Creo que sería interesante que tuviera más alcance todavía, que hubiera más empresas y más proyectos y que, en la relación con los emprendedores, estuviera más presente todo el equipo de CEIN. Lo bonito sería crear un entorno en el que todas las empresas, independientemente de que participen en Impulso, estén dispuestas a atender el teléfono y responder a una llamada, y que aprovecháramos esas características propias de nuestra comunidad como son la cercanía y la accesibilidad, comprometiéndonos las empresas a estar accesibles.

¿Crees que existe ese clima favorable?
En Navarra el sector privado tiene predisposición: las empresas y directivos de Navarra sienten la responsabilidad de participar. Su visión va más allá de su negocio y los directivos que conozco son conscientes de que están en unos puestos que les permiten ir más lejos. Esto exige colaboración con el gobierno de Navarra de turno y que la administración sea conocedora de que las empresas de Navarra estamos dispuestas a compartir conocimiento.

¿Animarías a una persona emprendedora a participar en Impulso Emprendedor?
La pregunta sería ¿qué motivo existe para no participar? El emprendedor es un mar de dudas y, con Impulso Emprendedor, dispone de una herramienta de consulta que soluciona todas las lagunas que un proyecto puede tener… Eso es un lujazo. Los emprendedores deben sacar todo el provecho a esta iniciativa y exprimirla.

Cristina Ochoa

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales