Noticias

01 Sep 2015 “Intentamos que los investigadores del Instituto Smart Cities piensen en la transferencia de su trabajo al mercado”

Ignacio R. Matías es Doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid. Actualmente es Director del Instituto de Smart Cities – ISC de la Universidad Pública de Navarra. Colaborador de LUCE, ha sido director de la Escuela de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación de la UPNA y socio fundador de cinco spin-off entre éstas NADETECH INNOVATIONS, ganadora de la I edición de Premios al Emprendimiento de Campus Iberus en 2014.

A finales del pasado año, en 2014, el actual rector y entonces vicerrector de investigación de la UPNA, Alfonso Carlosena, puso en marcha dos institutos. Uno de ellos es el Instituto de Smart Cities (ISM) que presides ¿Cuál es su objetivo?

Se trata de un instituto virtual cuyo objetivo es fomentar la interacción de los investigadores de la UPNA y mejorar la interlocución con el entorno local, nacional e internacional. Se trata de operar bajo una estrategia común para la captación de proyectos, trabajar de forma interrelacionada entre los diferentes grupos y gozar de una mayor visibilidad. La existencia de estos institutos supone para las empresas un único interlocutor que conoce todas las áreas de trabajo de los diferentes investigadores de la Universidad.

¿Por qué Smart Cities?

Dentro del concepto Smart Cities entran diferentes tecnologías: las TIC, los sensores, Big Data, energías renovables y medioambiente, sistemas facilitadores, incluso todo lo que tiene que ver con el impacto de las tecnologías en la sociedad. Hemos agrupado a una serie de investigadores de diferentes perfiles como ingenieros en telecomunicación, industriales e informáticos, sociólogos, matemáticos, etc. que propicia el desarrollo de proyectos de mayor alcance.

¿Cuántos investigadores forman parte del ISC?

Actualmente el ISC cuenta con cerca de un centenar de personas distribuidos en distintas figuras como investigadores propios, colaboradores, en formación, etc. Es un equipo multidisciplinar de profesores que está centrado en su labor investigadora y de transferencia y puede suponer acometer proyectos de gran calado.

¿Qué hace el ISC en cuanto a emprendimiento?

El ISC depende del Vicerrectorado de Investigación. Nosotros acudimos a las empresas y ofrecemos nuestro trabajo. De esta forma podemos conseguir contratos con empresas locales, nacionales, internacionales que gestiona después la OTRI de la UPNA. Pero además, en nuestro seno se crean empresas e iniciativas empresariales. De hecho, se han creado 8 spin-off por parte de investigadores del Instituto, en los últimos 5 años y hay varias que se están gestando. A esto hay que añadir que intentamos fomentar el emprendimiento en los investigadores. Intentamos que piensen en la transferencia de sus investigaciones hacia el mercado.

¿Y cuáles son esas empresas?

Se trata de las siguientes: Anteral; TAFCO; LQTAI; Media Dajo; BrikerTek, Obiquos; Naudit; Nadetech; estas dos últimas con el sello Spin-off de la UPNA.

En estos meses de andadura, ¿qué balance puedes hacer? ¿Qué futuro auguras al Instituto?

Es muy positivo. Tenemos mucho trabajo. En lo que va de año ya hemos firmado varios proyectos con diferentes empresas. La idea del Instituto es muy buena. A los investigadores les permite estar en contacto con otras personas que trabajan en otras áreas, se pueden establecer sinergias, pueden estar en contacto con la empresa y las diferentes necesidades que éstas tienen. Además, el ISC de la UPNA forma parte del clúster europeo sobre Smart Cities, lo que posibilita poder participar en convocatorias y proyectos europeos de interés.

Actividad: Desarrollo y automatización de equipos de laboratorio para materiales nano-estructurados

Fundación: 2011

Web: http://www.nadetech.com

Dos ingenieros industriales electrónicos de la UPNA están al frente de NADETECH, empresa dedicada al diseño de equipos para automatizar procesos en laboratorios dedicados al recubrimiento de nano-partículas. Los equipos que diseñan y programan se pueden utilizar en campos como el médico, el electrónico o el de la energía solar. Sus principales clientes se encuentran en las universidades y centros de investigación y exportan ya a más de 15 países.

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER