Noticias

Creación propuesta de valor

17 Feb 2016 Paseando por el carnaval… buscando ser sorprendida

Seguro que muchos de nosotros hemos asistido durante estos días al carnaval organizado en nuestro barrio, pueblo o ciudad. O quizás somos de los afortunados que hemos podido asistir a alguno de los más famosos carnavales como el de Tenerife, Brasil, Venecia, Cádiz…Y no es ni mucho menos mi lista personal de preferencias sino el de diversas fuentes públicas consultadas. No quiero que nadie se sienta excluido de ser el mejor carnaval.

¿Os habéis parado a pensar, como espectadores, cuáles eran vuestras expectativas al asistir a una de estas fiestas?

O quizás nos hemos encontrado en el otro lado y hemos tenido la oportunidad o la valentía de participar disfrazados. Si es así, ¡felicidades! Me parece que eres muy valiente. El carnaval es una excelente oportunidad de trabajar la creatividad, de buscar la diferenciación entre un número elevado de alternativas, de reflexionar sobre cómo conseguir atraer la atención del espectador. En definitiva, de diseñar nuestra propuesta de valor dirigida a satisfacer a un numeroso público deseoso de cubrir sus expectativas de ser sorprendido.

Dejando de lado la fantasía que envuelve este tipo de proyectos relacionados con la experiencia de participar en un carnaval, si de tu modelo de negocio se trata, el conseguir cubrir las expectativas reales de tus potenciales clientes puede ser una tarea complicada, pero la clave para el éxito de tu empresa.

¿Por qué centrarnos únicamente en mejorar aquellos aspectos de las soluciones que actualmente encontramos en el mercado que están ocasionando cierto malestar a nuestro cliente potencial? Desde luego, es algo fundamental y la mayoría de los emprendedores dedican tiempo a ello para lanzar proyectos diferenciadores. Pero ¿realmente estamos mejorando aspectos críticos de nuestros clientes? ¿Es eso lo que esperan? ¿Estamos cubriendo sus expectativas? ¿podemos dar un paso más? ¡Sorprendamos a nuestros clientes!

Nos encontramos ante un mercado en el que los consumidores cada vez son más exigentes y cualificados. Sus preferencias cambian constantemente por lo que lo que vale hoy, muy posiblemente, no valga para mañana. Debemos de poner el foco en trabajar propuestas de valor que mejoren aspectos críticos para nuestros clientes y, en la medida de lo posible, anticiparnos a sus preferencias, a sus gustos, a sus deseos…creando alegrías esenciales que desean alcanzar.

El Lienzo de la Propuesta de Valor es una herramienta que ayuda al emprendedor a lanzar al mercado productos y servicios que verdaderamente creen valor para los clientes. Para ello, deberemos dedicar tiempo a escucharles, a conocer qué tareas están realizando para resolver un problema o necesidad, a identificar cuáles son los principales aspectos que les está dando dolor de cabeza y los beneficios esenciales que les gustaría llegar a conseguir.

Recuerda que en CEIN, a través de la Aceleradora Empresarial, podemos ayudarte a trabajar la propuesta de valor que tu cliente está esperando.

Filo Valero
CEIN

1Comentario
  • Pilar
    Publicado el 17 febrero Responder

    clarito clarito!!!.,
    Enhorabuena Filo por tu post!, me ha gustado muchísimo!!! Los emprendedores tienen suerte de contar contigo en la aceleradora, donde soy consciente que te pones en el lugar de cada uno de ellos para alimentar sus propuestas y marcar la diferencia.!

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER