Noticias

03 Abr 2018 “Vemos las start ups en clave de competitividad”

Las cifras de la Corporación Mondragón abruman: 261 entidades, más de 74.000 personas y 15 centros de I+D hacen de Mondragón el primer grupo empresarial del País Vasco y el décimo de España. Su apuesta por la colaboración y la diversificación convierten a Mondragón en un referente perfecto para formar parte del equipo de empresas que tutelan a los emprendedores de Impulso Emprendedor: toda una oportunidad para asomarse a mil y un mercados con profesionales de la talla de Joseba Sagastigordia, director de Promoción Empresarial de Mondragón Centro de Promoción, plataforma corporativa que impulsa y dinamiza la actividad emprendedora en todos los niveles de la Corporación Mondragón.

¿Es cierto que en el Grupo Mondragón existen empresas de casi todos los sectores?
Sin duda una de las facetas que puede diferenciar al Grupo Mondragón es la diversidad: somos multisectoriales, lo que nos da versatilidad y una mente más abierta. Todo ello nos permite analizar transversalmente los proyectos de Impulso Emprendedor y valorar si tienen posibilidades de migrar a otro sector.

Cuatro ediciones, cuatro proyectos guiados por Mondragón y sumando… ¿Qué ofrece la Corporación a las personas emprendedoras que tutela?
Aportamos valor en cómo pueden llegar al mercado que anhelan, les damos visión y una óptica transversal. Dejamos que visibilicen toda la plataforma multisectorial de cooperativas y les ponemos cerca de gente que les va a dar claves en su mercado. Que todas tengan éxito no es viable, pero solo el hecho de que renuncien a un sector porque les hemos hecho un chequeo rápido ya es valorable porque no han perdido ni un segundo más en profundizar en esa vía. Por supuesto, si la cooperativa percibe un valor, tutelamos esa relación y, de hecho, ya hay alguna alianza firmada. En Mondragón Centro de Promoción, además de trabajar con Impulso, visionamos 700 proyectos al año.

Proyectos no os faltan… ¿Por qué estáis en Impulso Emprendedor?
No invertimos en cualquier lugar, pero Euskadi y Navarra son territorios naturales de trabajo para la Corporación Mondragón porque tenemos plantas productivas y empleo. Impulso es un espacio sencillo y bien estructurado para visibilizar entornos donde podemos participar para generar riqueza y valor para nuestro entorno. Las dinámicas de transformación social, generación de empleo, atracción de talento y nuevos negocios son una prioridad relevante para nosotros. Estamos siempre cerca de la innovación con mayúsculas, de CEIN, de las dos universidades navarras, de SODENA, de los inversores y de las corporaciones. Así que no lo vemos como una opción el hacerlo o no hacerlo, es una necesidad. Hay que buscar espacios para destapar y atraer talento.

¿Qué tipo de talento?
No me vale cualquier talento. Debe estar alineado con las claves estratégicas identificadas para enriquecer y fortalecer nuestro ecosistema y por ende la visión de país. Debemos poner el foco en atraer talento de verdad, mantener viva la riqueza ya generada, desarrollar líneas estratégicas y apuntar hacia ellas. La pregunta es ¿qué queremos al final del viaje? No veo el mundo de las start ups en clave de empleo únicamente, sino a nivel de competitividad: vemos ese talento para hacer más competitivas a las empresas existentes, que no es poco. Y, además, trabajamos para enriquecer el propio modelo de negocio de esa empresa joven, con una visión compartida entre varios de nuestros negocios. Premiamos la intercooperación.

De todos modos, generar puestos de trabajo es importantísimo…
Por supuesto que lo es, pero del emprendimiento actual no brotan cantidades fuertes de empleo per se: no genera suficiente masa y, además, hay un porcentaje de fallecidos en el camino. Otra cosa es que del emprendimiento sí brota talento y, con talento y el mercado que puedes facilitar como corporación, sí puedes generar ese valor.

¿Cómo se atrae al talento verdadero?
Impulso nació con mucha fuerza, pero con esa misma fuerza ha sido replicado en otros muchos espacios y ahora la pregunta sería: ¿qué habría que hacer para que Impulso sea realmente diferenciador? Estamos en un territorio pequeño y hacemos un efecto llamada a un ecosistema muy viajero. Hasta el momento, sí o sí, el equipo emprendedor tiene que instalarse aquí, en Navarra, pero el vínculo natural se genera desde el interés con agentes y stakeholders relevantes del territorio.

¿Y cómo hacerlo?
El propio proceso de aceleración donde, sin duda, deben participar y estar, debería generar esos vínculos relacionales y empresariales que luego se mantendrían en el tiempo. Yo apostaría por la calidad: si el proyecto es muy bueno, lo que tendríamos que ver es cómo hacemos para que entre en el ecosistema del conocimiento, financiero e industrial de Navarra porque le apetece al emprendedor. De alguna manera, tendríamos que explicitar que estamos interesados, pero de verdad; procesos de mentorización más personalizados, involucración en proyectos de las empresas tractoras, una mayor apuesta económica, etc… Este ínterin es una fase acotada, clave para enamorarles. Y desde ahí, sí veo aterrizando y quedándose ese valor, de manera directa e indirecta.

Las empresas ya establecidas, por cierto, también podrían apostar por emprender ellas mismas…
Cierto. No siempre tiene que ser el emprendedor, que empieza desde menos cinco y avanza hacia el mercado a escasa velocidad, el único agente que emprende. Ya hay un tejido empresarial aquí, hay ideas y entornos estabilizados desde los cuales podría salir un buen porcentaje de proyectos con más posibilidades de asentarse. El intraemprendimiento está siempre ahí, pero no es fácil destapar proyectos desde dentro, porque las personas que tienen una idea no saben a veces cómo llevarla hacia adelante o no se les ha invitado a participar en espacios donde pueden traccionar. Me consta que CEIN está ya prototipando ideas que se presentan como retos. Este es un buen camino. Hay otras vías de introducción de novedades tecnológicas trasversales en un sector a definir para, en ese cruce y con los agentes de ese sector, mejorarlo. Pero sí es cierto que los comités de dirección de una empresa requieren también de sensibilización y formación en emprendimiento. Esta faceta debería estar incorporada en los planes estratégicos. Y, por último, lo que tenga potencial de modelizarse como negocio, debe tener un equipo (interno y externo) separado de la dinámica del negocio existente. Esto sí está comprobado.

¿Qué valor añadido aporta a Mondragón estar en contacto con personas que empiezan un proyecto emprendedor?
Innovación abierta. La i pequeña de I+D+i significa cuán de rápido eres tú en generar valor en aspectos que, igual están ya fuera, pero que puedes implantar en tu empresa. Por ello estamos muy atentos a todo lo que funciona en esas claves de talento en empresas jóvenes, con un valor principalmente tecnológico, aunque no tiene que serlo siempre, y lo incorporamos allá donde trasversalmente vemos que puede impactar en nuestra organización o nos acercamos a ella como un elemento nuevo de incorporación.

¿Cómo está siendo el acompañamiento de estas personas emprendedoras?
Depende mucho de en qué fase esté y cómo de bregado venga el promotor. Si está en fases nacientes, combinamos el trabajo de modelización con CEIN. Si están en desarrollo de producto, nuestra participación puede ir hacia el prototipado. Si ya está a punto de incorporarse al mercado, le podemos ofrecer una mayor visión, claves del sector en cuestión y entrada en algunos negocios, canales de mercado…

¿Qué aporta CEIN e Impulso en ese gran objetivo de crear valor?
Impulso es una herramienta más para generar riqueza. CEIN acerca el talento y la gente que tiene un proyecto empresarial o un activo tecnológico y les ayuda a darle forma de negocio y trasladarlo al mercado: aportan una metodología perfeccionada. Encontrar espacios donde forzamos a visualizar potenciales nuevos negocios es necesario porque, por sí mismos, no salen. Si no tienes las claves del negocio bien estructuradas, no crece nada.

¿Cómo deciden desde Mondragón si un proyecto merece la pena?
Obviamente tenemos unas líneas estratégicas, en línea con el RIS 3 de especialización inteligente en ámbitos de industria digital, materiales, sostenibilidad y salud, pero asumido el ámbito, miramos a la persona más que al proyecto. Tienes que tener delante a un equipo que dé cierto grado de estabilidad y permanencia al proyecto y que quiera y crea en su crecimiento.

Si cualquier emprendedor llama a las puertas de Mondragón, ¿qué va a encontrar?
Va a encontrar una organización abierta que trabaja en claves de intercooperación, con unos valores cooperativos que hoy en día están más en vigor que nunca y que ofrece un mercado multisectorial, con capacidades industriales muy relevantes y abierta a incorporar valor. Además, recientemente hemos lanzado un Fondo de Capital Riesgo (Mondragon Fondo de Promoción) para acometer proyectos en fases tempranas que apoyen este acercamiento. Particularmente, en Impulso Emprendedor hemos querido mantener este espíritu, no sólo con los seleccionados, sino con aquellos que nos lo han solicitado también.

¿Qué consejo darías a los emprendedores que inician su proyecto?
Actitud. Quien viene a exprimir las potencialidades de Impulso Emprendedor, si es proactivo y desea investigar, se lleva un gran valor añadido. A través de Impulso ganará visión y una atalaya desde la cual acercarse al mercado. El proceso de aceleración está preparado para que, al final del viaje, tengas un stress check con los diferentes agentes y puedas posicionar la oportunidad en su justo sitio. El gran valor para el emprendedor está en tomar decisiones rápidas para lanzar un proyecto o para migrar de uno a otro.

Cristina Ochoa

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales