Noticias

04 Abr 2019 «El mundo de la investigación está formado por muchísimas mujeres, pero hay muchas menos mujeres emprendedoras»

El pasado 8 de marzo, se celebró el Día Internacional de la Mujer. Con motivo de esta conmemoración, publicamos una serie de entrevistas a mujeres emprendedoras en ámbitos científicos y tecnológicos.

Maite Agüeros es doctora en Farmacia por la UNAV y cofundadora y CEO de InnoUP Farma, empresa dedicada a la investigación y desarrollo de medicamentos más seguros y eficaces basados en nanotecnología.

Participaste en la segunda edición del programa Impulso Emprendedor de CEIN, a raíz del cual creaste la empresa. De la investigación en la UNAV pasas a crear una empresa. ¿Por qué?
Durante mis años de investigación veía que muchas de las investigaciones no progresaban, se quedaban en conocimiento pero esos avances no llegaban a la sociedad. Esto no es sencillo, ya que para que llegue deben darse varios condicionantes, tanto tecnológicos, regulatorios, patentes, etc. Creamos InnoUp precisamente para que esos avances conseguidos con la investigación básica pudieran llegar a convertirse en un medicamento al alcance de las personas que lo necesiten. Además, personalmente, sentía la necesidad de poder devolver a la sociedad todo lo que yo había recibido. Durante algunos años he sido becada por varios organismos, las investigaciones en las que participaba estaban financiadas con dinero público, etc, y por todo ello sentía la necesidad de dar salida a los productos que se habían desarrollado.

¿Qué supuso participar en Impulso Emprendedor?
Pudimos definir mejor nuestro modelo de negocio al contar con profesionales con una larga trayectoria en el sector y en emprendimiento.

¿Qué diferencia el mundo de la investigación y el de la empresa?
Realmente no son mundos tan diferentes. En la empresa se investiga constantemente, con el método científico, pero se hace a otro ritmo y con objetivos muy prácticos. Los tiempos son mucho más ajustados y tienes que resolverlo todo en tiempo récord.

¿Sigues investigando? ¿Cuál es, actualmente, tu vinculación con el mundo de la investigación?
La investigación forma parte de mi día a día, pero de otra manera. Ahora, además de investigar me tengo que ocupar de conseguir los medios para poder investigar y que esa investigación llegue a buen puerto, así como de la gestión financiera, de personal, regulatoria, propiedad intelectual, legal, etc., que también forman parte de mi día a día. También participo en Másters y otros programas universitarios, acercando a los alumnos al mundo del emprendimiento en biotecnología. Tenemos la suerte de tener un gran equipo que hace que todo esto sea posible.

¿En qué momento se encuentra tu empresa?
Actualmente estamos en un momento muy dulce. Hemos superado con éxito las fases preclínicas y esperamos poder probar los medicamentos este mismo año en los pacientes. Este es un gran hito y una gran satisfacción para todo el equipo. Antes nuestro objetivo era la fase clínica y ahora nuestro objetivo a corto-medio plazo es la licencia (venta) de los productos.

¿Está la mujer en la investigación representada?
¡Sí, el mundo de la investigación está formado por muchísimas mujeres! Sin embargo, hay muchas menos mujeres emprendedoras. Quizás nos atrevemos menos a dar el paso y es importante analizar el porqué.

¿Tenías referentes de mujeres en tu campo que hubieran creado una empresa?
No, realmente no tenía referentes cercanos ni de mujeres ni de hombres que hubieran emprendido en mi sector. Pero eso no fue un problema, teníamos muy claro la empresa que queríamos crear.

¿Qué consejos darías a investigadoras e investigadores que pueden plantearse crear una empresa?
Bueno, creo que no soy quién para dar consejos. Puedo contar mi experiencia, que para mí es muy gratificante. Es una experiencia fantástica si te gusta el mundo científico-empresarial. Es una decisión muy personal, que conlleva momentos muy buenos pero también muchísimas dificultades que cada día hay que ir resolviendo. No es un camino fácil.

¿Crees que las mujeres tienen mayores barreras a la hora de crear una empresa?
Sinceramente no creo que las mujeres tengamos barreras. En mi caso, nunca he sentido que ser mujer pudiera ser una barrera. Lo que sí que me he encontrado es con mujeres (y hombres) que, a pesar de que les atraiga la idea de emprender, no se deciden a hacerlo, y una gran mayoría de mujeres no se plantea emprender. Creo que en muchas ocasiones las limitaciones nos las ponemos nosotros como personas.

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales