Noticias

UpTechnologies

09 Mar 2016 “Impulso nos ha ayudado a evitar errores que seguramente hubiéramos cometido”

Tres ingenieros de telecomunicaciones de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), dos de ellos doctores y profesores de esa universidad, están detrás de Up Technologies. Son Javier Urricelqui, Mikel Sagüés y Alayn Loayssa.

Presentaron su candidatura a la tercera edición de Impulso Emprendedor porque querían “lanzar algo nuestro y hacerlo con la mayor garantía de éxito gracias al seguimiento que nos proporcionaba CEIN”.

Su proyecto, en breve una realidad como empresa, fue patrocinado por Corporación Mondragón y se centra en la instalación de sensores distribuidos en fibra óptica para la monitorización de temperatura o elongación en grandes estructuras, con aplicación en diferentes sectores industriales.

“El proyecto que presentamos se basa en una tecnología que actualmente se desconoce en España, por lo que debíamos explicarnos con la mayor claridad para que se entendiese en qué trabajamos. Este punto es uno de los que más hemos trabajado y ahora explicamos el proyecto de una manera clara para nuestros clientes”, explica Javier Urricelqui.

Tomar parte en el programa les ha permitido “desde validar la idea hasta elaborar el plan de negocio” y, gracias a la formación y ponencias de expertos, “aprender mucho de temas que desconocíamos por nuestro perfil profesional. Pienso que Impulso nos ha ayudado a evitar errores que seguramente hubiéramos cometido de no haber participado”, apunta Javier.

Impulso Emprendedor, según detalla, también les ha proporcionado “acceso a ferias en las que exponer nuestro trabajo y que además, abrieron las puertas a nuevos proyectos y medios de financiación, y repercusión mediática” aunque, en su opinión, el punto fuerte es “la metodología ágil. Si algo no funciona, se pivota nada más validar ese hecho”.

El equipo contrastó su idea de negocio durante todo el proceso, tanto con empresas con las que habían establecido contacto como con otras que les facilitó CEIN, lo que les ha hecho “establecer distintas líneas de proyecto gracias a la creación de un producto mínimo viable. Hemos logrado gestionar mejor el tiempo y nuestros recursos”.

Sin embargo, para Javier “una de las cosas más importantes es conocer al resto de emprendedores. Compartir esta experiencia es fundamental porque te da mucho apoyo para seguir adelante”.

Para quienes resulten elegidos para participar en la cuarta edición del programa aconseja “mucho ánimo, porque todo el sacrificio que se hace en las primeras etapas se ve recompensado cuando vas consiguiendo proyectos, ventas… Y que no se olviden nunca que hay que validar cada pensamiento que se tenga, salir a la calle y preguntar, preguntar y volver a preguntar hasta que se tenga claro lo que desean, porque un producto por muy bueno que sea, no te lo compran si no lo necesitan”.

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER