Noticias

25 Feb 2015 ¿Por qué fracasan uno de cada tres emprendedores?

Las entidades que apoyan el emprendimiento llevan décadas analizando las claves del éxito para una iniciativa emprendedora. Existe consenso en destacar que la propuesta de valor del nuevo negocio, el desarrollo detallado de las características del producto o servicio, el análisis de las necesidades financieras, el testeo con los clientes… son aspectos esenciales en el lanzamiento de una nueva iniciativa emprendedora y, sin embargo, multitud de proyectos bien concebidos y con gancho comercial no pasan del año de vida, 1 de cada 3.

¿Qué marca la diferencia? Hay multitud de aspectos, algunos relacionados con el contexto, las variaciones del mercado y los competidores o la débil capacidad financiera. Cada vez con mayor intensidad se han ido descomponiendo por parte de centros de investigación y universidades los factores que motivan el éxito o fracaso de una buena idea, apareciendo como uno de esos factores clave la persona que hay detrás. ¿Qué tiene la persona que lo ha conseguido?

Hay personas que aglutinan de forma natural una serie de características que favorecen el que una iniciativa empresarial prospere. Afortunadamente, el análisis de las competencias emprendedoras, aquellas habilidades, capacidades y conocimientos que hacen que un proyecto emprendedor tenga éxito, se conocen, y cada persona puede analizarlas y desarrollarlas. No todos llegaríamos a ser un Rafa Nadal, pero bien entrenados, con buena forma física y un buen conocimiento de nuestras fortalezas, no sin esfuerzo, podemos pelear en las ligas locales y de ahí ir subiendo.

Por otro lado, el emprendimiento no tiene por qué ser una carrera en solitario y podemos buscar personas, sean socios o trabajadores, que nos complementen en las competencias necesarias para llevar nuestro negocio adelante, lo que nos hace más fácil pasar de la liga local a la regional , nacional o internacional.

No queremos tratar de sintetizar todas las competencias necesarias para triunfar como emprendedor en este artículo, pero desde CEIN hemos hecho el esfuerzo de identificar 11 competencias que analizamos junto con los emprendedores a los que apoyamos. Competencias como la Capacidad de Planificación o la Búsqueda de Oportunidades e iniciativa que entrenan el “ojo” del emprendedor a detectar oportunidades donde otros no las ven, forman parte de este paquete.

No todas las iniciativas emprendedoras precisan desarrollar con la misma intensidad todas las competencias, pero ninguna llega a buen puerto si no hay unas bases mínimas de las competencias clave.

Como el negocio, las competencias no son estáticas, necesitan adaptarse e ir evolucionando y mejorándose, es un proceso de mejora continua.

Como una de ellas es la “búsqueda de información”, entendida como la capacidad para valorar la información y a buscarla personalmente para preparar la planificación o para tomar decisiones, quizás estas líneas te sirvan de acicate para indagar un poco más en las competencias emprendedoras, pero si lo tuyo es ir al grano, puedes apuntarte a uno de nuestros cursos.

María Jesús Pujol. CEIN

Sin comentarios

Escribe un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Quiero recibir la newsletter y acepto el aviso legal y política de protección de datos personales